El silencio fue nuestro único acompañante en el regreso al aeródromo, tumbada en el regazo de Orlando intentaba descubrir sin suerte el porqué de lo ocurrido, porque últimamente tenían que sucederme cosas tan desagradables porque no podían ser unas vacaciones tranquilas como suele sucederle a la mayoría de la gente.

A la llegada al aeródromo un grupo de sanitarios se encargaron de nosotros, Orlando pregunto si podía ayudar en la búsqueda pero la respuesta fue negativa a lo que ambos insistimos nuevamente pues también yo quería ir en busca de mi amiga, nuevamente una negación y tuvimos que hacernos a la idea de que lo único que podríamos hacer era esperar y desear de corazón volver a ver a nuestros amigos sanos y salvos.
No tardaron mucho en salir al rescate unos por tierra y otro helicóptero en reconocimiento por aire, solo espero que no tarden mucho en regresar con noticias no quiero esperar demasiado tiempo para saber el estado de Nora y de los demás.
El matrimonio que viajaba con nosotros ha decidido marcharse y quedamos solos en una pequeña sala acristalada que da a la pista de aterrizaje fría y gris, no decimos nada, no nos miramos, tan solo somos capaces de mantener nuestras manos entrelazadas y sentir el calor que estas desprenden, ¿pues qué podemos decir? Tan solo esperar… solamente esperar.
No tarda mucho en regresar el helicóptero y ambos corremos hacia el piloto en busca de noticias.
Lo siento he tenido que regresar el aparato da problemas y no puedo ver nada desde arriba tendremos que esperar unas horas para ver que nos dicen los demás compañeros_ nos comenta el piloto muy amablemente y mostrando preocupación tanto por nuestros amigos como por su compañero Martínez.
Sé que son difíciles los momentos por los que están pasando pero debemos ser positivos y esperar que todo salga bien Francisco es un buen piloto y seguro que hizo todo lo posible para evitar grandes daños_ comenta de nuevo Torres para intentar tranquilizarnos.
Tiene usted razón tenemos que ser positivos y pensar que pronto esto solamente será un vago recuerdo _le contesta Orlando algo más relajado.
Pasan las horas sin saber nada y sin tener nada que hacer más que esperar noticias, Orlando ha ido a preguntar e informarse si saben algo nuevo mientras yo decido salir a tomar un poco el aire.
Esta refrescando ,el día se está nublando, camino despacio sin rumbo fijo solo para que la brisa roce mi cuerpo y refresque un poco mi mente, las copas de los arboles se mueven suavemente al compas del aire que se levanta cada vez más ligero tienen un color verde tan vivo tan refrescante que te invitan a acercarte más para contemplarlas de cerca, a mi izquierda descansa el helicóptero en la pista mientras que de frente la espesura de la selva comienza, sigo caminando tranquilamente hacia ella con mis brazos entrelazando mi pecho para refugiarme un poco en mi misma parece una tontería pero cuando te abrazas tienes la sensación de encontrarte algo más segura quizás sea absurdo pero yo me siento así.
Tumbada en el tronco de un árbol y de cara al aeródromo sigo los pasos de Orlando de un lado para otro hablando con todo el mundo y buscando información, el a su vez no me pierde de vista y un beso al aire cada diez minutos me demuestra lo pendiente que esta de mi.
Es curioso como en estos momentos en los que uno esta tan mal los recuerdos invaden tu mente, revives viajes, encuentros, cumpleaños, pequeños enfados por los que nunca pediste perdón todos ellos revolotean constantemente por tu cabeza a la vez que no dejas de pensar en eso que no le dijiste nunca, en ese abrazo que en su momento no diste y si te has dejado algo importante por explicarle, ¿Qué tontería no? ¿Que importa eso ahora? Cuando realmente lo único que importa es verla aparecer delante de mí y poder abrazarla yo solamente puedo pensar si le pedí disculpas por pequeños enfados sin importancia ¡que tonta soy!
Un grito al aire me saca de mi estúpida conversación conmigo misma, es Torres; con las manos en la cabeza cae de rodillas al suelo, quedo muda y con los ojos muy abiertos y fijos en él por unos instantes, el piloto no deja de dar puñetazos al suelo, Orlando le sujeta por los hombros intentando tranquilizarle, es obvio que no son buenas noticias, una mirada de mi amor me hace reaccionar y corro hacia él en busca de noticias y de saber que está ocurriendo.
Acaban de avisar por radio; han llegado a los restos del aparato e informado del fallecimiento de Martínez.
Un pequeño grito seco se escapa de mi pecho y exploto a llorar esperándome lo peor.

¡Hugo!!Hugo! grito una y otra vez mientras que mi cabeza da vueltas presa de un enorme dolor debido a la caída.
¿Nora cariño estas bien? Responde Hugo casi de inmediato
Si, si estoy bien ¿Qué ha ocurrido?
No lo sé con exactitud cielo solo se que nos hemos estrellado con el helicóptero _responde él
Parece ser que ambos estamos bien pero realizo una pequeña revisión de nuestros cuerpos para ver que todo está en su sitio.
Se escuchan voces de fondo, al girarnos nos encontramos con Raúl y Ernesto que también andan desorientados y confusos por lo ocurrido.
Raúl está bien pero Ernesto parece haberse roto un brazo, aunque nada grave para lo que podría haber sucedido.
¿Dónde está el piloto? pregunta Hugo
Todos miramos a nuestro alrededor y comenzamos a visualizar el terreno en su búsqueda cuando Ernesto grita;
¡Aquí esta!
Quedamos inmóviles y mudos a sus pies sin saber qué hacer, el piloto de nuestro aparato yacía en el suelo casi sin poder respirar y con una enorme rama atravesando su pecho dejando una fea herida al descubierto.
¡Hola chicos! Lamento lo sucedido _dice Martínez apenas susurrando.
En el helicóptero hay un maletín, contiene una brújula, mapa y algunas cosas de primeros auxilios debéis cogerlas y salir de aquí no es seguro que permanezcáis aquí mucho tiempo repite mientras se queja por el dolor inmenso que debe de sentir por la herida.
¿Salir de aquí? ¿Sera mejor esperar que nos rescaten? _responde Raúl
¡No! Pequeñas guerrillas que se dedican a secuestrar turistas para pedir rescate estarán ya en marcha, seguramente han visto caer el aparato y no podéis permanecer aquí por más tiempo debéis marchar y buscar el rio para que os localicen, debéis salir de a…
Su voz se apago, no pudo ni terminar la frase cuando sus pulmones no encontraron ni un pequeño respiro para él, no fui la única en llorar desconsolada a sus pies, pues era horrible todo lo que estaba ocurriendo y acabábamos de ver morir a un pobre hombre delante de nosotros.
Buscamos el maletín y siguiendo las instrucciones de Martínez y encabezados por Hugo que entendía bastante cómo moverse en estas situaciones nos adentramos en la selva en busca del rio.
La selva no es la misma cuando la miras desde dentro, la belleza que desprende cuando la ves desde el cielo es impresionante pero aquí abajo…aquí abajo es una espesura casi imposible de traspasar, las ramas , arboles, hojas y lianas se entremezclan enlazadas unas con otras impidiéndote el paso una y otra vez, apenas si podemos avanzar por ella y cada paso que das parece que se hace mas difícil de dar, mas difícil avanzar, esto no tiene fin, no ves el sol y la humedad te hace sudar irremediablemente, nuestros brazos se llenan de arañazos debido al roce con la vegetación mientras que Ernesto debido a sus heridas a empeorado y tiene fiebre y escalofríos.
Hugo intenta darnos ánimos cada segundo que pasa y nos dice que en breve saldremos de la oscuridad para llegar al rio pero yo sé que no es así, pues dejamos muy atrás el rio cuando volábamos en el helicóptero y sé que solamente lo dice por dar ánimos.
A la vez no dejo de pensar en Alice, debe estar desesperada, la pobre ya tenía bastante con su perseguidor y ahora debe de estar tremendamente asustada por nosotros, quizás incluso piense que hemos muerto todos.
¡Tenemos que descansar! Ernesto no puede más _le comenta Raúl a Hugo
Si, tienes razón, descansemos un poco _ contesta el
Nuestros rostros están desencajados por lo acontecido, por el cansancio y por las palabras de Martínez referidas a la guerrilla, nos hacemos mil preguntas que lamentablemente nadie puede contestar, Hugo es el único que parece estar sereno o al menos eso parece, tal vez solo sea apariencia para darnos serenidad a los demás no lo sé pero me gusta pues me relaja y realmente estoy más tranquila a su lado.
Apenas llevábamos cinco minutos sentados cuando se escucharon voces muy a lo lejos, Hugo nos miro y nos hizo señas de que nos mantuviésemos en silencio y avanzáramos tan rápidamente como pudiésemos, mi corazón empezó a latir tan feroz y descontrolado que pensé se pararía en seco y moriría allí mismo por falta de aire, en estos momentos entiendo un poco más a mi amiga y el sufrimiento que debe de tener constantemente al verse presa siempre del miedo y de su enemigo…

Seguidores

About this blog

LA CAJA DE MIS SUEÑOS

Mi lista de blogs

  • GROSIR BAJU ANAK - Model : Kaos katun kecil Harga : Rp.7.500 Size : 1Tahun Bahan : Katun Gambar / Motif : Tergantung Stok Warna : Campur Min order : 3 pcs Cara Order / Peme...
    Hace 3 años
  • - Naturaleza caprichosa Se abrían paso en el bosque zarandeando las piernas y agitando los brazos en el aire al ritmo del canturreo de las aves. Alzaban junc...
    Hace 4 años
  • Integración en un cartel de cine - Ayer, me decidí, ha hacer una integración de una foto mía, en un cartel de cine, elegí el cartel de la película Flay Boys, una película que me encanto basa...
    Hace 7 años
  • Al final del tunel - Un túnel cerrado, un suelo falso que se deshace bajo tus pies, una sensación de penosa ingravidez que se apodera de tu corazón. Un paso adelante, otro paso...
    Hace 7 años