Ese sonido penetra mis oídos, no lo soporto más, me molesta escucharlo ¿qué está pasando?

Es mi móvil, el sonido y retumbar de este me hacen salir de mi pesado sueño, quedo sentada en la cama sudando por completo, miro a mi alrededor sin saber muy bien ni donde estoy ni que ha ocurrido. Todo ha vuelto a ser una horrible pesadilla ¿Cuándo dejaran de perseguirme? Me pregunto una y otra vez, cada vez son más reales y odio soñar con él y mucho más llegar a sentir algo, que estúpida me siento, solo ha sido un sueño pero incluso en ellos soy tan tonta como para dejarme seducir por quien no debo.
El móvil vuelve a sonar, no reconozco el número y ¿Quién podría llamarme aquí?
¿Diga?- Contesto
Buenos días, dormilona_ contesta al otro lado una voz masculina.
Soy Orlando, espero puedas disculpar a Nora pues la obligue a darme tu número de teléfono, me comento que hoy estarías sola todo el día y me preguntaba si querrías acompañarme a ver la ciudad.

Bueno…yo…
Quede pensativa por unos instantes, la verdad que no tenía ningún plan mejor y después del sueño que había tenido y sabiendo que él realmente estaba cerca me sentiría mucho más segura acompañada de Orlando.
De acuerdo _contesto alegremente, dame tiempo para que me arregle y me recoges.
OK, gracias no te arrepentirás_ contesto el muy contento por mi aceptación.
Me recogió tres cuartos de hora después, la verdad que Orlando era de esos hombres GUAPOS con mayúsculas, para colmo llevaba puesta una camisa de lino blanca que todavía resaltaba mucho más su bronceado y unos pantalones del mismo tejido y color, la mayoría de las mujeres por no decir todas se giraban disimuladamente al verle pasar, por supuesto su perfume era exquisito aunque no sabría decir cuál es, pero conseguía dar esa sensación de recién salido de la ducha a cualquier hora del día.
Se bajo del coche para saludarme y darme un beso en la mejilla.
¿Qué tal has descansado?_ pregunto.
Bueno… no ha sido una de mis mejores noches pero mejor lo dejaremos estar _conteste entre risas para que no notara en mi ningún resto de lo ocurrido.
¿Qué te parece si te llevo a ver los sitios más famosos y bonitos de la ciudad? Nora no te llevara a esos sitios.
Me parece bien.

La verdad que juzgue demasiado pronto la ciudad de Rio pues realmente tiene sitios preciosos, el Pau de Azúcar, El Cristo de Corcobado, que es espectacular, me llevo a unos parques divinos, realmente daba la sensación de estar en medio de la selva, la vegetación es increíble en Rio, él se porto como un caballero durante toda la mañana sin dejar de alagarme en todo momento lo cual si que en cierto modo me preocupaba un poco pues daba la sensación de querer algo más a lo cual yo no estaba preparada en absoluto.
¿Tienes hambre, Alice?
La mañana había pasado volando a su lado.
Si, ahora que lo dices si, tengo bastante hambre _conteste.
¿Eres vegetariana por casualidad?
No, para nada, adoro la carne
Perfecto_ contesto él mientras ambos soltábamos una enorme carcajada a dúo.

Me llevo a un restaurante que allí llaman churrasquerías, este en concreto Saudade, es bastante curioso, la comida se basa simplemente de carne, todo tipo de carnes que los camareros van pasando por las mesas, trinchadas para que cada uno se sirva lo que guste, al entrar te dan una tarjeta, por un lado es de color verde, por el otro de color rojo, mientras la tarjeta este del lado verde los camareros no dejaran de servirte carne a su paso, una vez que no puedes más simplemente le das la vuelta a la tarjeta y no vuelven a pasar más por la mesa, es bastante típico allí y muy económico por cierto. Orlando disfruto mucho viendo como abría los ojos para no perder detalle de todo aquello y también de mi amplio apetito, lo cual no esperaba para nada, no paro de repetir el buen comer que tengo.
Nora llamo un par de veces para ver que tal nos iba y para preguntarle a Orlando si yo estaba bien, él no entendía porque le preguntaba eso, ¿acaso podía pensar que el la trataría mal? Algo que a mí me incomodo bastante pues sabia porque ella lo preguntaba.
Por la tarde fuimos a tomar un helado y dar un paseo mientras hacíamos tiempo para ir a buscar a Nora al trabajo.
Como siempre Nora sale con una sonrisa de oreja a oreja, tenia una energía inagotable y ni los problemas hacían cambiar su humor, pegaba cuatro voces al viento y volvía a sonreír como si nada hubiese pasado, por supuesto lo primero que pidió fue ir a tomar una cerveza bien fresca ¡Estoy sedienta! Eso fue lo que dijo nada más vernos.
Después abrazo a Orlando y le dio dos besos, seguidamente hizo lo mismo conmigo y echo a andar ¡Vamos no hay tiempo que perder! Vallamos a algún sitio y contarme todo lo que habéis hecho en mí ausencia_ dijo totalmente eufórica.
Fuimos a una pequeña cantina que a Nora llamo la atención el día anterior, la verdad que era muy bonita, con las paredes pintadas de amarillo limón y hermosos cuadros de vivos colores colgados en ellas, pequeñas mesas de madera y taburetes ocupaban el mínimo espacio posible para meter todas las mesas posibles y un gran patio exterior daba a los aseos, el patio estaba lleno de macetas con hermosas flores y en el centro un gran pozo, con lo que parecía más un patio andaluz o mexicano.
¡Valla, me quede sin tabaco! _salta Nora bastante nerviosa.
No es que fume mucho pero se pone nerviosa si no tiene tabaco en el bolso, una vez que compra pueden pasar horas antes de que encienda el primer cigarrillo pero no puede soportar estar sin tabaco, eso la supera.
Pide tabaco al camarero pero este la informa que no tienen que tendrá que ir dos manzanas más allá para comprarlo en un quiosco.
La cara de Nora empieza a transformarse a lo que…
¡Yo voy! _digo rápidamente mientras me levanto del taburete intentando ser rápida y que no lo piense.
Además así os dejo hablar a solas un rato, yo he disfrutado de su compañía todo el día.
Esta bien, si tu quieres me parece bien _responde Nora un tanto sorprendida.
Salgo de la cantina y me tomo con bastante tranquilidad el ir al quiosco pues en el fondo sigo pensando que a mi amiga le gusta Orlando y que le debe de encantar la idea de estar con él a solas.
A mi izquierda escucho a los coches pitar aunque de primeras no hago mucho caso pues total a mí ni me va ni me viene, pero al cabo de unos segundos vuelvo a escuchar los pitidos de los coches y noto que un coche verde oscuro va demasiado lento, molestando al resto de los conductores, lógicamente giro la cabeza para ver que ocurre y me doy cuenta que quien conduce el coche nuevamente es él, e de mirar dos veces para asegurarme que es él pues quedo bastante sorprendida, después comienzo a caminar más rápido, sin embargo en vez de dar la vuelta, lo cual sería mucho más lógico ya que el no podría girar en mi dirección y la cantina no esta muy lejos, sigo caminando hacia el quiosco.
No estoy tan nerviosa como otras veces pues tengo la sensación de que de nuevo estoy soñando ¡Si! Eso va a ser, me he debido de quedar durmiendo en el coche de Orlando, bueno…pues entonces seguiré, ya despertaré.
He llegado al quiosco y ya he comprado el tabaco de Nora, veo que tienen cocos para beber a lo cual no me puedo resistir y decido comprar uno, te los sirven muy fresquitos y con pajita, realmente están deliciosos.
Veo el coche verde con mi pálido amigo parado en la esquina y empiezo a pensar que quizás no sea un sueño y voy demasiado confiada, vuelvo a estar anclada al suelo esperando cualquier movimiento por su parte cuando un duro golpe en mi brazo izquierdo me deja de patitas en el suelo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

About this blog

LA CAJA DE MIS SUEÑOS

Mi lista de blogs

  • GROSIR BAJU ANAK - Model : Kaos katun kecil Harga : Rp.7.500 Size : 1Tahun Bahan : Katun Gambar / Motif : Tergantung Stok Warna : Campur Min order : 3 pcs Cara Order / Peme...
    Hace 3 años
  • - Naturaleza caprichosa Se abrían paso en el bosque zarandeando las piernas y agitando los brazos en el aire al ritmo del canturreo de las aves. Alzaban junc...
    Hace 4 años
  • Integración en un cartel de cine - Ayer, me decidí, ha hacer una integración de una foto mía, en un cartel de cine, elegí el cartel de la película Flay Boys, una película que me encanto basa...
    Hace 7 años
  • Al final del tunel - Un túnel cerrado, un suelo falso que se deshace bajo tus pies, una sensación de penosa ingravidez que se apodera de tu corazón. Un paso adelante, otro paso...
    Hace 8 años