Su palidez es extrema, tanto que da la sensación de estar viendo un fantasma, sus ojos almendrados son de un color miel intenso, su mirada es tan profunda que te atraviesa el alma y su pelo castaño lleno de grandes ondas caen hasta cubrirle por completo la nuca, su vestimenta sigue siendo de un negro impoluto, cuando levanta el brazo para defenderse consigue abrir la puerta y rápidamente entra y cierra tras ella, pero…
¿Qué he hecho?- piensa en ese momento
Ha dejado las llaves puestas, ahora sabe que el la puede perseguir y solamente le queda correr, correr y correr sin parar pues gracias a Dios la puerta del garaje abre desde dentro con un botón que está justo al principio de la rampa, no siente a nadie tras ella, no ha escuchado abrirse la puerta pero ni piensa parar para mirar atrás y sigue corriendo sin parar, sube la rampa y justo al salir choca de morros con el agente que muy enfadado salió en su busca, ella grita y grita sin parar, el agente rápidamente pide refuerzos, mientras la gente de la cafetería ha salido para ver qué ocurre y el agente decide entrar a Alice a esta cafetería pues sabe que entre la gente estará a salvo mientras se tranquiliza y le cuenta lo sucedido.
Han llegado los refuerzos y Alice les informa de todo lo ocurrido, estos se despliegan en dos grupos, unos entran por el portal mientras otros descienden por la rampa, saben que seguramente ya no le encontraran pues ha transcurrido bastante tiempo desde la llamada a su llegada al lugar de los hechos pero pueden encontrar algún indicio que les lleve hasta el supuesto asesino.
Las sirenas de la ambulancia se oyen desde unas manzanas mas allá, ella no entiende, no necesita una, se encuentra bien, pero ve como los enfermeros al llegar bajan corriendo con una camilla por la rampa, no ve a nadie subir, al contrario solamente bajar gente, policías y más policías bajan la rampa del garaje, dos agentes sacan a Alice de allí, esta vez no le permiten volver a casa y la llevan a un Hotel, solo le queda esperar para saber que está ocurriendo.
Unas horas después el inspector toca en la puerta de la habitación de Alice, entra cabizbajo y le pregunta si vio a alguien más a parte de su perseguidor en el garaje, ella contesta que no, pero que de haber alguien no le podría haber visto pues solo corrió y corrió hasta conseguir salir de allí.
Otra mujer apareció muerta entre dos coches del garaje, apenas la acababan de matar cuando llegamos allí- conto el inspector.
Escuche unos tacones bajando escalones, puede que alguna vecina bajara detrás de mi- dijo de pronto Alice.
Comprobar si es alguien del edificio-dijo de pronto el inspector a los agentes.
Huele a azahar-dijo Alice
El inspector se giro, miro a Alice y pregunto ¿perdón, como ha dicho?
Huele a azahar, repitió ella, el hombre que me persigue huele a azahar y sus ojos son de color miel, ella siguió dando explicación de cómo era él mientras el inspector quedaba asombrado, realmente estuvo cerca, muy cerca de atraparla.
Esta vez el asesino no ha sido tan cauto seguramente el saber que arriba había un agente de policía le hizo ser mas imprudente y han encontrado varias pistas, hay pelos del agresor y una huella ensangrentada que les indica por donde huyo, tampoco ha dejado nota alguna pero si la foto en el suelo lo que les hace suponer que tuvo que salir corriendo de allí.
El inspector se marcha para dejar a Alice descansar, apaga las luces del dormitorio pero no hay oscuridad en sus pensamientos, solamente puede ver esos ojos, esa mirada está grabada en su mente, piensa una y otra vez en lo sucedido, ambas veces le pudo dar alcance, ambas veces estuvo realmente cerca de ella y no la ataco, no entiende mucho la situación y no solamente no entiende esto, algo mas gira dentro de su cabeza sin parar pues esta vez sí le vio bien, esta vez le puede reconocer. Pensando, pensando, sin darse cuenta ha quedado sumida en sus sueños…
¡! Han cogido al asesino!! Se escucha decir a uno de los agentes, ¡!han cogido al asesino!!
Tres días después de lo acontecido, Alice pregunta rápidamente ¿de veras?¿ Están seguros de ello?
Todas las pruebas apuntas a él, además se ha declarado culpable y ha descrito ambos crímenes con total exactitud- dice de nuevo el agente.
Conforme llega a comisaria el inspector la pone en antecedentes y le explica que encontraron más fotos de ella en casa del supuesto asesino.
Ahora Alice sabemos que no será fácil, pero le tendrá que reconocer-
Lo sé, dice ella, puedo hacerlo inspector, no hay problema.
Rápidamente sin apenas echar un vistazo Alice dice- lo siento no es ninguno de ellos-
¿ como ?, eso no es posible, dice de nuevo el inspector.
No es ninguno de ellos, repite de nuevo, ni tan siquiera se parecen a él, pero si reconozco a uno de ellos.
No entiende nada pero algo es algo- dígame a cual reconoce, por favor.

Al número cuatro responde ella, le conozco del gimnasio, no he hablado nunca con el pero estoy segura, es él.
Suficiente, ella le reconoce, no como su perseguidor pero le reconoce y las pruebas apuntan a él por lo que pasara bastantes años a la sombra.
Dos días después el inspector va a visitar a Alice al hotel, le explica que el verdadero asesino está en la cárcel y que realmente ese hombre que ella describe jamás le hizo daño con lo cual no tienen nada contra él y no ven necesario que un agente siga con ella.
El caso está cerrado…

Alice vuelve a casa, todo está como lo dejo excepto las flores que aunque duraron más de lo normal las pobres no aguantaron más.
Han pasado varios días y siente que ha recuperado su vida, vuelve a ser viernes y como siempre pasa por la floristería a por su ramo de margaritas, llega a su edificio y sube los cuarenta y ocho escalones que la separan del rellano de su casa, abre la puerta y apenas da dos pasos sus pies quedan nuevamente clavados en el suelo, su bello se eriza y su corazón casi se puede escuchar en el último piso, huele a azahar, su casa huele a azahar…
Apenas si se puede mover pues vuelve a estar paralizada por el miedo, pues siente que está dentro de su casa, cuando por fin puede reaccionar comienza a dar pequeños pasos hacia atrás sigilosa sin darse la vuelta, pero su cuerpo choca contra otro cuerpo que tiene tras ella, le siente pegado a ella y su cuerpo miedoso solamente puede hacer una cosa GRITAR…

0 comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

About this blog

LA CAJA DE MIS SUEÑOS

Mi lista de blogs

  • GROSIR BAJU ANAK - Model : Kaos katun kecil Harga : Rp.7.500 Size : 1Tahun Bahan : Katun Gambar / Motif : Tergantung Stok Warna : Campur Min order : 3 pcs Cara Order / Peme...
    Hace 3 años
  • - Naturaleza caprichosa Se abrían paso en el bosque zarandeando las piernas y agitando los brazos en el aire al ritmo del canturreo de las aves. Alzaban junc...
    Hace 4 años
  • Integración en un cartel de cine - Ayer, me decidí, ha hacer una integración de una foto mía, en un cartel de cine, elegí el cartel de la película Flay Boys, una película que me encanto basa...
    Hace 7 años
  • Al final del tunel - Un túnel cerrado, un suelo falso que se deshace bajo tus pies, una sensación de penosa ingravidez que se apodera de tu corazón. Un paso adelante, otro paso...
    Hace 8 años